7 trucos para crear contraseñas seguras

Periodismo y tecnología

7 trucos para crear contraseñas seguras

Si tienes dificultades para blindar tus correos y redes sociales con claves fuertes, aquí encontrarás algunos consejos prácticos de Panda Security.
 
contrasenas_seguras.png
Convivencias en red

La primera línea de contención para evitar ciberataques es tu contraseña. Si no quieres poner en riesgo tu información personal, debes crear claves seguras en todos los servicios que utilices.

 

La compañía Panda Security recomienda que cambies las contraseñas cada cierto tiempo, que no uses la misma clave en varios servicios y que no tengan relación contigo para que sean más difíciles de adivinar.

 

Tal vez ya has leído gran parte de estas recomendaciones y no es tarea fácil si posees dos correos electrónicos y tres redes sociales. Por tal motivo, hoy compartimos algunos trucos prácticos para generar contraseñas seguras, según PandaSecurity.com. 

 

1. A partir de una frase
Piensa en una frase que tenga algún significado solo para ti. Esta frase no debe ser tan corta, tampoco muy larga, para que la puedas recordar con facilidad. Si tiene mayúsculas y números, mejor. Si contiene algún símbolo, estupendo. “Uno no se muere cuando debe, sino cuando puede”, por ejemplo. Ahora selecciona la primera letra de cada palabra y surge “Unsmcd,scp”, que es una buena contraseña.
 

2. Combina dos palabras
Elige dos palabras que signifiquen algo para ti y construye otra alternando sus letras. Si seleccionaste “Camello” y “Hacienda”, la base de tu nueva contraseña será “CHaamceilelnoda”. Como no tiene números ni símbolos, tendrás que utilizarla como punto de partida para reforzarla con otros métodos que vamos a explicarte.
 

3. Convierte las vocales en números
Es un truco muy popular que los ciberdelincuentes conocen y sortean, pero que puede funcionar muy bien para complementar alguno de los otros sistemas. Retomando el ejemplo anterior, nuestra clave provisional “CHaamceilelnoda” se convierte en otra más segura: “CH44mc31l3ln0d4”. Puede servir si añadimos uno o varios símbolos.
 

4. Sin vocales
En lugar de reemplazar las vocales por números como en el empleo anterior, puedes eliminar las vocales por completo. Si además partimos de un término inventado, como nuestro “CHaamceilelnoda”, la contraseña resultante será más sólida: “CHmcllnd”. Cualquier parecido con una palabra real es pura coincidencia, pero recuerda agregar números, mayúsculas y símbolos antes de emplearla.
 

5. El truco del teclado
De nuevo se trata de reemplazar, pero en este caso números por letras. Primero, escoge una sucesión de cifras que te resulte fácil de recordar. Por ejemplo, el código postal de tu casa. Supongamos que es el 110235. Ahora busca cada uno de los números en el teclado y vuelve a introducirlo seguido por las letras que tienes justo debajo: “1q1q0p2w3e5t”. Para complicarlo un poco más, cambia alguno de los caracteres por un símbolo, puede ser el que comparta tecla con una cifra, e incluye alguna mayúscula.
 

6. Una palabra y un número mezclados
Es fácil, pero selecciona palabras y números que tengan los mismos caracteres para hacerlo más sencillo. Nosotros usaremos “Camello” y 110235. El truco está en ir colocando las letras una por una, intercalando las cifras del número pero a la inversa. Queda así: C5a3m2e0l1l1o. Ya sabes lo que falta, ¿no? Un símbolo y listo.
 

7. Camúflate con el entorno

Usar la misma contraseña en varios servicios o herramientas es una terrible idea, pero un sencillo truco puede hacer que tu clave se vuelva todoterreno sin tener que recordar varios términos.  Por ejemplo, si quieres actualizar tu contraseña en Facebook, ¿qué puedes hacer? Incluye las siglas “FB” al principio o al final de la clave (regular); añade una variación del nombre de la web con mayúsculas, símbolos y números o incluye una referencia más sutil. Si lo aplicamos al primer ejemplo, obtenemos estas tres versiones:

 

Unsmcd,scp_FB

F4c3b00k_Unsmcd,scp

C4r4l1br0_Unsmcd,scp

 

La seguridad depende de cada internauta. No des ciberpapaya. 

 
 

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.