Consultorio Ético de la Fundación Gabo
2 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué opina usted sobre la independencia de los medios? ¿Qué hace falta para que un medio hoy día sea verdaderamente independiente? ¿Podrá haber independencia en un mundo de pocos ricos cada vez más ricos y de más pobres cada vez más pobres? La independencia es condición indispensable para que un medio de comunicación y un periodista puedan informar sobre la verdad de los hechos. La existencia de dependencias y de intereses distintos del servicio a los lectores, oyentes o televidentes, se convierte en un obstáculo para hallar y decir la verdad. Hay que decir, además, que la independencia nunca se tiene totalmente, tiene que obtenerse y consolidarse mediante un ejercicio diario, porque es un proceso permanente.
Los grandes directores de medios han comprobado que una parte de su independencia tiene que ver con la situación económica de su empresa. Se necesita una cierta solidez empresarial como base para la independencia de un medio pero el factor más importante es la independencia personal de directivos y periodistas. La situación a que usted alude, de desequilibrio social por la injusta distribución de la riqueza, es un motivo más para que los medios fortalezcan su independencia, porque el gran capital querrá contar con los medios de comunicación para imponer y conservar su dominio en la economía y en la política, entre otros sectores. En un mundo así, desequilibrado e injusto, los pobres sólo pueden contar con la voz que les dan los medios independientes para no hacer aún más dura su pobrez

Documentación.

Claude Sitton, del News Observer en Carolina del Norte sostiene que la decisión acerca del volúmen del presupuesto de un periódico que debería destinarse a las noticias " no es un asunto sencillo. Es un balance difícil de lograr." Si a un periódico no le va bien como negocio " se debilita y se hace vulnerable a estas gentes que podrían utilizarlo en beneficio propio."
Otis Chandler de la Times Mirror cree que los " periódicos de éxito no tienen que permitir que los negocios invadan la arena editorial." Otro que cree que un periódico tiene que triunfar como negocio si quiere ofrecer un periodismo de calidad es Donald Graham, editor del Washington Post. El ve en el Post un testimonio de esto. Graham concluye que " las ganancias no son incompatibles con el buen periodismo."
Debido a que los medios de información son negocios sufren las influencias de las mismas fuerzas que soportan todas las empresas. No hay nada intrínsecamente ilegal o ilegítimo en el hecho de que los medios dancen al mismo ritmo económico que motiva a las grandes empresas, pero el negocio de las noticias difiere de otros en un sentido muy importante. El público interpreta la libertad garantizada a los medios en el sentido de que los convierte en un servicio semipúblico, siendo al mismo tiempo empresas privadas que buscan utilidades. Tal como dice James Thomson, exdirector de la Fundación Nieman, las organizaciones de noticias tienen que operar " tanto para hacer dinero (o no perderlo) como para hacer el bien, ( o exponer la iniquidad y así mejorar la sociedad)." Debido a esta tensión entre avaricia e idealismo, Thomson cree que cada organización tiene " dos culturas, o al menos dos perspectivas que a menudo están reñidas de una parte, reporteros y editores quienes tradicionalmente ven su función como reveladores y divulgadores de la verdad y de otra parte los propietarios y editores, o sea la " dirigencia" que busca mantenerse en el negocio y obtener ganancias limpias."

Eugene Goodwin
En Por un Periodismo Independiente. Tercer Mundo. Bogotá. 1994.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.